Exquisitos calabacines rellenos de quinoa

Receta: Ed Valdizan / About.- El calabacín, zapallito o zuquini es muy bajo en calorías y contiene cantidades útiles de ácido fólico, potasio y vitamina A. De éste delicioso vegetal se dice que en realidad es una fruta. Pertenece a la familia cucurbita pepo. Es originario de nuestro continente americano.

Existen muchas variedades de calabaza de invierno y de verano, pero las variedades más extendidas de la cucurbita pepo pertenecen, a la llamada calabaza de verano. Se ha domesticado en el Nuevo Mundo por sus pobladores durante miles de años. El pueblo o cultura Zuni ha tenido varios usos para esta planta.

El Pueblo o Cultura Zuni o Zuñi son una tribu nativa americana reconocida federalmente uno de los pueblos originarios de Norteamérica. La mayoría vive en el pueblo de Zuni en el río Zuni, un afluente del pequeño río Colorado, en el oeste de Nuevo México, Estados Unidos.

Ingredientes:

2 calabacines, zapallitos o zuquini redondos y medianos
1 taza de quínoa perlada cruda (remojada en agua fría)
60 gramos de queso suave para derretir rallado
1 pimiento morrón verde picado muy fino
1 cebolla amarilla mediana picada en cubitos pequeños
2 dientes de ajo majados y picados
2 cucharadas de aceite de oliva
70 gramos de jamón cortado en cubitos muy pequeños
6 aceitunas verdes rellenas con pimiento en mitades
1 huevo batido
4 nueces picadas
1 sobrecito de sazón o consomé de pollo
1 cucharadita de sal

Preparación:

1- Lava bien tus calabacines, córtalos por la mitad y con una cuchara, retira la parte interior, cuidando de no lastimar la cáscara. Descarta la pulpa o resérvala para otra ocasión. Cocínalos en abundante agua con sal, durante aproximadamente 7 minutos, trata de que la cáscara quede firme.

2- Si por alguna razón se quebrara alguna únela temporalmente con palillos de dientes; no olvides retirarlos al servir.

3- Retíralos del hervor y coloca las mitades boca abajo sobre papel toalla, para que escurran bien el líquido.

4- Lava y escurre la quínoa, agrega 2 tazas de agua caliente en una cacerola pequeña y luego de que hierva por 4 minutos baja el fuego al mínimo y tapa. Espera a que la quínoa reviente como cuando hacemos arroz blanco, luego de unos 25 minutos.

5- Aparte, sofríe la cebolla, el morrón, las aceitunas, las nueces, el jamón en trozos y los ajos, con las 2 cucharadas de aceite de oliva.

6- Agrega el sazón o consomé de pollo en polvo y revuelve todo bien hasta que la cebolla esté transparente. Luego echa la quínoa ya cocida y bien escurrida.

7- Quita la cacerola del fuego y deja reposar todo por 10 minutos.

8- Rellena tus calabacines y colócalos en un molde o lata de hornear galletas (plano) de metal previamente engrasado. Cubre cada mitad con un poco de queso para gratinar y mételos al horno por 10 minutos. Retíralos y sirve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.