Brochetas de pollo tropical en salsa de coco

Como toda la comida latina, la siguiente receta está llena de sabor y tiene el singular desenfado del caribe. He aquí una sencilla pero riquísima preparación que te servirá como carta de presentación cuando quieras lucirte ante tus familiares y amigos o quizás ante ésa persona tan especial para tí.

Ingredientes:

Para las Brochetas (pinchos)

4 medias pechugas de pollo limpias y deshuesadas
2 cucharadas de aceite de oliva (para el marinado)
1 cucharadita de jengibre seco molido o fresco rallado
¼ cucharadita de pimienta negra molida
½ cucharadita de sal
8 palillos de bambú para brocheta o pinchos de unas 5 pulgadas
3 cucharadas de aceite vegetal (para freir)

Para la Salsa
1 cebolla amarilla, mediana, picada finamente
2 dientes de ajo aplastados y picados muy finito
½ taza de leche de coco
1 cucharadas de azúcar granulada
1 cucharadita de hojuelas de chile o ají rojo seco
¼ taza de coco rallado y tostado
1 pimiento rojo picado muy fino (para decoración)

Preparación:

Para el Pollo

1- En un bol o tazón mediano coloca las pechugas de pollo limpias sin hueso ni piel y cortadas en trozos de 1.5 pulgadas o 3 cms de lado y salpimentadas bien. Luego, agrégales el aceite de oliva y el jengibre molido o rallado. Deja el pollo marinar por espacio de ½ a 1 hora.

2- Pon a remojar en agua unos palillos de bambú o madera para ser usados como brochetas o pinchos para insertar los trozos de pollo más adelante.

Para la Salsa

1- Aparte, en una cacerola mediana echa una cucharada de aceite vegetal y cuando este caliente echa la cebolla picada muy fino con los ajos picados. Revuelve ligeramente hasta que esté transparente. Echa el coco rallado y tostado previamente (en seco en cacerola aparte).

2- Revuelve el coco rallado, la cebolla con los ajos y echa la leche de coco con el contenido al vaso de una licuadora para procesarlo hasta que quede como un puré suave y algo suelto. Luego, vierte la mezcla en la cacerola que usaste para dorar la cebolla y ponla en la estufa a fuego mediano-bajo por 15 minutos sin dejar de revolver.

3- Mientras revuelves la salsa de coco agrega el ají o chile molido y el azúcar. No deberá de quedar ni muy espesa ni muy suelta, de cualquier manera la puedes soltar con un poco más de leche de coco o la puedes dejar un rato más en la estufa para que espese. Corrige el sabor y retira.

4- En una sartén grande calienta el resto del aceite vegetal. Inserta 3 o 4 trozos de pollo marinado en cada palillo o pincho de madera y colócalos en la sartén para freirlos dándoles vuelta de cuando en cuando hasta que se vean dorados por todos lados.

Asegúrate de que la carne está bien cocida antes de retirarlos de la sartén.

Sirve con papas, arroz o yuca (cassava) hervida y frita. Pasa el pimiento morrón picado muy fino por agua caliente y escurre, luego decora sobre la salsa de coco.

Receta por: Ed Valdizan / about en español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.