Pakistán: Iglesia cristiana atacada el domingo prepara ceremonia en memoria de las víctimas

PAKISTÁN.- El pastor de la iglesia evangélica de Asambleas de Dios que fue atacada este pasado domingo por la yihad en Lahore, Pakistán, explicó que la comunidad cristiana está siendo amenazada por los musulmanes y que hay temor a volver al templo.

Han pasado apenas 48 horas desde el brutal atentado en Lahore, en el que murieron más de 70 personas y quedaron más de 300 heridos, la mayoría mujeres y niños.

Unos días antes del atentado, la mayoría musulmana había acusado de blasfemia a la minoría cristiana, que no dejan de denunciar la violencia y la animadversión que contra ellos aplica la comunidad islámica de la región.

“Hay mucha sensación de inseguridad. Los vecinos que no son cristianos nos insultan casi a diario y nos sentimos amenazados”, explica el pastor.

No obstante, el pastor de esta iglesia pentecostal afronta lo sucedido y prepara un culto en memoria de los fallecidos, para honrar su recuerdo. Pese a que el ambiente sigue tenso confía, dice, en que se llene la iglesia para despedir a las víctimas de Lahore.

Al responsable de esta comunidad aún se le quiebra la voz y le cuesta hablar del día del ataque: “Salíamos de celebrar la Pascua. Somos una iglesia joven, la mayoría de las que acuden son familias con niños pequeños o matrimonios recién casados. Después del culto suelen ir al parque cercano para que los niños jueguen. Estamos muy unidos. Fue una verdadera desgracia”.

Ante el cementerio cristiano en Lahore

 

“Tras el atentado la gente no se fía de nadie”, reconoce el pastor. Aunque el Gobierno les ha prometido que pondrá varias patrullas de policía fuera del templo y que incrementará la vigilancia en la zona, los fieles no terminan de creérselo. No en vano, la comunidad cristiana lleva meses clamando al gobierno y acusándoles de no protegerles con mayor firmeza.

Y hay motivos para preocuparse. El grupo detrás del atentado en Pakistán amenaza con más ataques. El portavoz del grupo terrorista Jamaal ul Ahrar ha avisado al primer ministro pakistaní que “la guerra no ha hecho más que llegar a su puerta”.

 

UNA ENORME MINORÍA

Los cristianos representan el 1,6% de la población pakistaní, aunque son la segunda minoría más importante del país, con más de 5 millones de fieles, solo por detrás de los hindúes.

Además, son un grupo de población importante en la ciudad más grande del país, Karachi, en Peshawar y en la región de Punjab, cuya capital es Lahore.

FUENTE: protestantedigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.