Juan Luis Guerra: “He sido bendecido en mi música y en mi vida personal”

El cantautor quisqueyano Juan Luis Guerra estuvo acompañado en el Theater at Madison Square Garden de la Gran Manzana (Febrero 2016), por sus seguidores y admiradores de casi todos los países de Latinoamérica y por la agrupación 4.40 en noche superlativa, en la que dio a conocer su nuevo álbum, titulado “Tus Besos”. Interpretó también los clásicos de su amplio repertorio: “En el cielo no hay hospital”, “Ojalá que llueva café”, “El Niágara en bicicleta” y “La bilirrubina”, entre otros temas que han marcado su brillante carrera artística.

“Siempre vivo en un agradecimiento continuo. He sido bendecido en mi música y en mi vida personal. Siempre vivo diciendo que ‘lo mejor está por venir’, y en la actualidad puedo decir que vivo rodeado por el favor de nuestro Dios”, le comentó Juan Luis Guerra a los medios de comunicación que le entrevistaron una vez concluida su presentación, aún con los vítores del eufórico público.

Un periodista del prestigioso Diario, de Nueva York, le preguntó acerca de su inicio en la música, y posterior a una breve pausa, el cantante cristiano le respondió: “Creo que fue después de terminar el bachillerato, allá en Santo Domingo. Ya en ese tiempo me dedicaba a la guitarra y me di cuenta que la música era mi pasión. Luego de hablar con mis padres y recibir el respaldo, decidimos que debía viajar a Boston para estudiar música”.

En su trayectoria musical ha recorrido infinidad de países y escenarios en todos los continentes, en los que ha actuado al lado de grandes figuras del fascinante mundo artístico, no obstante, Juan Luis dijo en Nueva York que le parecería un sueño actuar junto a Paul McCartney.

RECONOCIMIENTO
Asimismo recibió un muy merecido reconocimiento por su labor benéfica con la fundación creada por Marc Anthony para ayudar a los más desfavorecidos en Puerto Rico y otros países de Hispanoamérica.

“Este es un reconocimiento que la fundación de Marc Anthony hace a la nuestra, por la labor realizada en nuestro hogar de ancianos y en el área de niños quemados del hospital Robert Reid Cabral, en Santo Domingo”, dijo muy feliz Juan Luis.

Y agregó: “El primero es un hogar en donde asistimos a unos 42 viejitos todos los días, con alimentos, medicinas y sobre todo mucho afecto y amor, y el segundo, un plan de nutrición y ayuda medicinal a los niños que sufren quemaduras”, concluyó emocionado.

El Caribe News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.