En Nueva Jersey, colombianos crean fundación para asistir a indígenas

La comunidad Wayuú en la península de la Guajira es una de las poblaciones más vulnerables y en mayor riesgo de desaparición, según informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El grupo indígena vive en la región desértica que divide a Colombia y Venezuela. Mayormente nómadas, la comunidad localizada en la parte de la región conocida como la Alta Guajira enfrenta aún más retos actualmente debido a la inmensa sequía en el área y las consecuencias que esta ha provocado.

Pilar Veru, fundadora del Proyecto de Sostenibilidad por las Comunidades Wayuú (PROSOWA), siempre quiso trabajar en África, dedicándose a ayudar aquellas comunidades necesitadas. Pero, en un viaje a su natal Colombia se enamoró de la Guajira.

“En una escuelita, vi un grupo de niñitos en sillitas desbaratadas y el techo… ¿Sabes de qué estaba hecho el techo? De arbustos. Supe que tenía que hacer algo”, cuenta Veru. “Hace dos años no llueve en la Alta Guajira. Los niños se están muriendo de hambre, la población está sufriendo por la falta de agua.”

La colombiana, que actualmente está radicada en Nueva Jersey, se unió a un equipo de otros cinco compatriotas radicados en los Estados Unidos y fundaron PROSOWA en el 2013.

La fundación han colaborado con diversas instituciones en Colombia, tales como la Funeraria La Esperanza, la Fundación Cerrejón, el Hospital de Nazareth, la alcaldía local de Chapinero en Bogotá, y muchos más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.