Recomendaciones para respirar bien durante tu rutina de ejercicios

Terminar una rutina de ejercicios sin aire, con las piernas temblorosas y faltándote fuerzas para seguir con otra cosa, no es agradable. Es posible que acabar así se deba a que no estamos respirando bien porque eso pasa cuando el cuerpo no obtiene todo el oxígeno que necesita para moverse.

Con el ejercicio conseguimos estar activos y con más energía, si respiramos correctamente podemos hacerlo con menos dificultades y sin sofocarnos, obteniendo más resistencia y mejores resultados.

Aunque respirar es una función que hacemos de forma natural, podemos aprender a controlarla para nuestro beneficio y es que hacerlo apropiadamente es fundamental para conseguir toda la energía que necesitamos para ejercitarnos.

Es usual que cuando estamos haciendo abdominales, levantando pesas, corriendo o realizando cualquier otra actividad nos concentremos en el la acción sin percatarnos de cómo estamos respirando.

Lo primero que hay que hacer es tomar consciencia de nuestra respiración, sintiendo cómo entra el aire a nuestro cuerpo, su recorrido y la exhalación.

Siempre se ha dicho que se debe respirar por la nariz porque de esa manera se filtra el aire y mejora su temperatura, y esta no es la excepción.

Una manera de aumentar el rendimiento cuando estamos en el gimnasio es respirando por la nariz y soltando el aire por la boca poco a poco.

Si estamos realizando una actividad constante y sin descanso, como los aeróbicos, es importante mantener la respiración a un mismo ritmo. Dejar de hacerlo haría que la entrada de oxígeno se interrumpa.

Un dato importante es que respirar adecuadamente disminuye la tensión muscular y la fatiga.

Aprender a respirar bien ayuda a maximizar los resultados de tu rutina de ejercicios, a que los puedes hacer sin sobresaltados para que puedas continuar conociendo tu propia fuerza día tras día.

Por: Rosanna Cruz Betances / Salud al día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.