Conoce algunos tratamientos para reducir las dolencias por artrosis y artritis

Tomado de: Revista Dominical.- Padecer de un dolor permanente impide que las personas puedan tener una alta calidad de vida, afecta las relaciones, el trabajo, el estado de ánimo y es uno de los principales síntomas de estrés y depresión. Pero es a través del dolor que el cuerpo le avisa al cerebro que existe un problema que debe ser atendido, ya sea grande o pequeño.

Las lesiones y dolencias en los huesos como artritis, artrosis, dolores de columna, dolores musculares, tendones, articulaciones, rodillas, lumbago, torceduras, esguinces, cuello, espalda, hombros, lesiones deportivas, ciática, tendinitis y otras son más comunes de lo que se piensa. Por suerte, existe una serie de tratamientos que ayudan a aliviar estas condiciones.

Artrosis y la artritis

La artrosis y la artritis son las dolencias por la que los pacientes asisten a consulta. La primera es una patología reumática que lesiona el cartílago articular produciendo dolor, rigidez e incapacidad funcional. Normalmente la artrosis se localiza en la columna cervical y lumbar, algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las manos, la cadera, la rodilla y la articulación del comienzo del dedo gordo del pie.

En el caso de la artritis, se trata de la inflamación de una o más articulaciones y donde involucra la degradación del cartílago. Éste absorbe los golpes cuando se ejerce presión sobre la articulación, como sucede al caminar. Sin la cantidad usual de cartílago, los huesos se rozan causando dolor, inflamación y rigidez.

Tratamientos para el dolor

Por ello, en el Centro de Salud Benessere cuentan con expertos en el tratamiento de este tipo de dolencias utilizando las últimas técnicas de control de dolor y los procedimientos más avanzados. Los pacientes se benefician con un período de recuperación más rápido y con menor riesgo de complicaciones causadas por enfermedades dolorosas.

“Con los tratamientos de ozonoterapia y magnetoterapia se pueden ayudar a los pacientes con artritis, artrosis y cualquier otra dolencia o lesión; puesto que se trata de procedimientos poco invasivos para regenerar los tejidos y devolverles su vitalidad”, asegura la doctora Mirna Morejón, médico cirujano especialista en medicina antienvejecimiento de Benessere.

Ozonoterapia

Se trata de una terapia natural, que no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones y puede ser usada por jóvenes o gente mayor. Esta técnica regula los procesos inflamatorios que están presentes en el 85% de las patologías como diabetes, enfermedades cardiovasculares e inmunológicas.

El ozono terapéutico se genera mediante el paso de oxígeno puro por una descarga eléctrica, lo cual produce una mezcla de ozono y oxígeno que varía según la patología y el tratamiento requerido por el paciente. Cuando el gas entra en contacto con el organismo produce cambios químicos terapéuticos.

Cada sesión consiste en una infiltración de ozono muy superficial, donde a la cuarta aplicación se observa la evolución. Si el paciente no responde (que ocurre en el 10% de los casos) se abandona el tratamiento.

Magnetoterapia

Se basa en el uso de ondas magnéticas de baja frecuencia con fines terapéuticos para el organismo y ha sido desarrollada a través de los años para mejorar la salud humana. El fisioterapeuta se encarga de aplicar campos magnéticos estáticos sobre el cuerpo del paciente para acelerar la curación de fisuras, hematomas y roturas, mejorar los procesos, metabólicos, favorecer la recuperación de fracturas y relajar el organismo reduciendo el nivel de estrés.

Estos campos magnéticos actúan sobre las células y recuperan las condiciones fisiológicas de equilibrio. A su vez, se recomienda la magnetoterapia para estimular la regeneración de tejidos, por tratarse de una terapia eficaz, segura y no invasiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.