Afectados por tornados en Texas recibieron ayuda de la Operación Bendición

Desde los devastadores tornados que golpearon la ciudad de Dallas, en el estado de Texas, el 26 de diciembre de 2015, el ministerio Operación Bendición ha entrenado y enviado a más de 2.000 voluntarios para ayudar a las personas afectadas.

Los tornados golpearon más duro las comunidades de Rowlett y Garland. Más de 800 viviendas quedaron destruidas o dañadas.

El Dr. Mitch Land, decano de la Escuela de Comunicaciones y Artes de la Universidad Regent, es uno de los sobrevivientes, junto con 22 miembros de su familia que se encontraban celebrando la Navidad en su casa Rowlett en el momento de la destrucción.

Él está agradecido de que están vivos y que tantas personas se salvaran en Rowlett.

“La mayoría sobrevivió. Es increíble cómo algunos fueron heridos físicamente, sino emocionalmente, todo el mundo está herido, todo el mundo está herido”, dice.

Land dice que el tornado dañó severamente su casa, junto con las fuertes lluvias que cayeron después.

“El techo se cayó porque empezó a llover y llovió durante dos días seguidos”, recordó. “Hay por lo menos dos pulgadas de agua en la casa, todo el piso de madera y toda la alfombra están completamente arruinados. Sabemos que todo eso son solo cosas y no importa lo que cueste, son solo cosas materiales”, indica.

Operación Bendición ha estado trabajando durante la última semana en Rowlett y Garland. Los voluntarios han ayudado a lo sobrevivientes a rescatar sus pertenencias y a limpiar los escombros.

“Los voluntarios de Operación Bendición han sido asombrosos”, dijo Sonya Muncy, dueña de una de las casas afectadas. “Ellos han estado aquí casi todos los días y nos han ayudado mucho”.

Uno de los sobrevivientes, Dyon Drain, admitió que tuvo algunos problemas para aceptar la ayuda porque es normalmente él es quien la da. Él ha servido en múltiples desastres en equipos de motosierra de los Hombres Bautistas de Texas.

“Ver a las personas necesitadas y ayudarlas es algo natural y cómodo para mí”, explicó. “Pero para estar en este lado, es un nuevo territorio y no es cómodo”, indicó.

Operación Bendición no solo se centra en las necesidades físicas sino también en las emocionales y espirituales. Los voluntarios toman tiempo para escuchar las historias de la gente y para orar con ellos.

Land dice que el ministerio ha bendecido profundamente a su familia. Fuente: Mundo cristiano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.