Pandemia agrava situación de Venezuela

El Caribe News/

CARACAS. – Los venezolanos, que ya estaban viviendo momentos difíciles, sienten que su situación se agrava aún más con la cuarentena por el coronavirus decretada por el gobierno de Nicolás Maduro el pasado 16 de marzo.

En casi un mes de cuarentena no se ve clara la situación en el país. A primera vista las cifras de los contagiados por el virus no parecen tan alarmantes, en comparación con las de otros países.

El gobierno de Maduro informa que cerca de 160 personas están contagiadas con el virus y siete han fallecido. Pero se trata de datos oficiales difíciles de comprobar, ya que el gobierno mantiene un estricto control, por lo que se teme una cifra oculta mucho mayor.

Esta crisis llega en momentos que el sistema sanitario está colapsado, según informan los propios médicos, en los hospitales escasean desde los implementos de protección para el personal de emergencia, hasta los desinfectantes. Incluso en algunos hospitales denuncian la falta de un suministro regular de agua potable. Condiciones fatales en el caso de una pandemia.

Los centros de salud carecen de los equipos necesarios para atender las emergencias

Uno de los médicos, que se identificó como Jesús Hernández, aseguró que las condiciones en los centros de salud en Venezuela no son las recomendadas para enfrentar una emergencia de esta magnitud. “No contamos con insumos ni equipos adecuados para atender a los pacientes que lleguen de emergencia.

Señala Hernández que, en el hospital de Coche, donde trabaja, a pesar de un ser un centro piloto para atender la epidemia tiene muchas carencias. “Pero si aquí en Caracas los hospitales están en esa condición imagínense como están en el interior del país, donde nuestros colegas tienen que llegar a pie porque no hay gasolina”.

Según Hernández toda esta situación de salud que se vive en Venezuela está agravada por la lucha de poder que hay en el país y que continúa pese a la emergencia. Hay quienes consideran que tanto el gobierno como la oposición deben hacer una tregua por el bien de la población.

Ambos sectores (gobierno y oposición) deben hacer un esfuerzo y trabajar unidos para lograr los recursos necesarios a fin de dotar a los hospitales para que los médicos puedan hacerle frente a esta situación.

Juan Guaidó anunció recientemente la solicitud de 1.200 millones de dólares para programas de emergencia, mientras que Nicolás Maduro pidió un crédito de 5 mil millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI), que le fue negado.

El personal médico hace un esfuerzo titánico para atender a los pacientes

Es por ello que se precisa llegar acuerdos en beneficio de la población venezolana que al fin de cuentas es la más afectada, apuntó Hernández.

La cuarentena afecta a otros sectores de la vida nacional

Otros profesionales de la salud como oftalmólogos, optometristas que trabajan por cuenta propia se han visto seriamente afectados por esta crisis de salud. Deysi Varela es una optometrista que trabaja por su cuenta y que desde que comenzó la cuarentena social decretada por Nicolás Maduro no ha podido trabajar.

“Tengo casi un mes que no voy al consultorio, yo vivo en Los Teques, estado Mirada, y el consultorio está en el Junquito, la policía no deja salir a nadie de la urbanización para trasladarse a Caracas. Yo si no trabajo no gano nada, estoy desesperada porque ya gasté el poco dinero que tenía”.

Ella, al igual que muchos venezolanos es partidaria de que se busque una solución lo antes posible a esta crisis, que está ahogando a la población.

Como medida para enfrentar esta situación el gobierno de Maduro anunció que 4 millones de trabajadores en el sector informal o por cuenta propia recibirían el bono “Quédate en casa” por 450 mil bolívares, unos seis dólares al tipo de cambio oficial que, con suerte, alcanzan para comprar un kilo de queso.

Francisco Escalona tiene 71 años, es un enfermero retirado que vive en Caracas con su esposa y utiliza su camioneta para ofrecer un servicio de viajes al interior y al aeropuerto: “Como todo se ha reducido estaba haciendo cuatro viajes al mes al aeropuerto, por cada uno cobro 35 dólares; y tres viajes al mes a ciudades como Barquisimeto, Acarigua, San Carlos, que cada uno cuesta 250 dólares, pero tengo días sin ganar nada, mis clientes son ejecutivos de bancos y están encerrados en sus casas”.

Escalona se muestra preocupado: “Tengo unos dólares que me alcanzan con esfuerzo para tres semanas, después algo habrá que hacer. ¿Quién puede comer con ese bono?”.

Y como él, la gran mayoría de los venezolanos esperan que esto pase lo antes posible y que Venezuela logre superar la pandemia de la mejor manera posible.

Fotos cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: