Organización atea pretende que policías de Lousiana no profesen su fe en el trabajo

El Caribe News

En Louisiana, EE.UU., a los funcionarios policiales del departamento de Shreveportle les han prohibido participar en vigilias de oración luego de las denuncias puestas por la Organización Atea Fundación Libertad de la Religión (FFRF).

Los agentes recibieron una carta en la que la organización atea se opone rotundamente a que ellos participen en las vigilias mensuales realizadas por “Pastores en la Patrulla”, que incluía la participación de alrededor de 20 pastores.

Dichos eventos cristianos en el cuerpo policial se hicieron con el fin de “unir a líderes comunitarios y policías e intercesores” de la ciudad. El escrito no solo pide que no participen sino que eliminen el programa de vigilias.

Según los ateos de esta organización, el que los policías participen constituye una grave violación de la Constitución de EE.UU., porque “supuestamente” promueve una hostilidad hacia los ciudadanos que no profesan ningún tipo de fe o religión.

Debido a la quejas, suspenderán las vigilias dentro de la estación de policía, pero los funcionarios podrán asistir y participar en acciones similares que organizaren los pobladores adyacentes.

Sin embargo la suspensión de estas actividades no detiene que los pastores acompañen a los policías en sus turnos de vigilancia.

“Mientras estamos en patrulla, ellos proporcionan comodidad y consejos para los oficiales y los ciudadanos con quienes entran en contacto, en muchos casos la presencia de ellos puede desarmar situaciones hostiles, especialmente si los capellanes están trabajando en un área cerca de la iglesia. Estos capellanes son bien conocidos y respetados en sus barrios y sirven como enlace entre la policía y los ciudadanos”, cuentan los funcionarios de la estación.

Dicha organización no solo ha arremetido contra las vigilias de oración de los policías, sino que este ataque va contra todo aquel que intente profesar o hacer publico su fe con otros. Fuente: Bibliatodo Noticias / Foto: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *