Obispo venezolano Jesús Pérez defiende las bases fundamentales de la familia

Miami (Especial para El Caribeño News).- En Venezuela, tal y como viene ocurriendo en otros países latinoamericanos, distintas organizaciones que conforman la iglesia evangélica se unen para manifestar su rechazo a la aprobación de los anteproyectos que apoyan los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Han sido manifestaciones constantes y contundentes a las cuales se suman las “familias e instituciones”, tal como ocurrió recientemente con la multitudinaria marcha realizada en el centro de Caracas.

Con el propósito de conocer más acerca de las razones que esgrime la iglesia cristiana evangélica para ir en contra de esta solicitud que realiza la comunidad gay, consultamos brevemente al obispo venezolano Jesús Pérez, del Ministerio Internacional Renacer, quien junto al pastor Eleazar Valera, de la iglesia Roció del Espíritu Santo, y otros importantes líderes del cristianismo vienen impulsando las protestas.

Al respecto, el obispo comentó: “Desde hace algunos años el Señor ha tratado con nosotros este asunto, realmente la primera vez que nos habló de marcha fue el 10 de julio de 2010, y luego hace dos años el Señor me dijo: ‘dile a mi pueblo que marche’. En dos ocasiones Dios me dijo esto. En vista de lo delicado, y de lo que esto representa, busqué una confirmación, y hablé con el profeta Luis Ramos, efectivamente, él me confirmó que ese era un plan de Dios… Tres años más tarde hemos visto los resultados”.

“Las marchas se han estado haciendo de manera continua desde 2010, en diferentes fechas del año y programándolas a escala nacional, esto ha generado un clamor, un quebrantamiento por la paz de Venezuela”. Expresó que este sentimiento se ha hecho más intenso durante los últimos dos años. “Hemos realizado marchas en 12 ciudades, aunque hemos visitado 35, preparándolas para la marcha. La de Puerto Ordaz fue muy exitosa, al igual que la de Barquisimeto, que fue exitosísima”.

¿Qué impresión tiene de la marcha en Caracas?

“La de Caracas, el pasado 4 de agosto, sacudió al país, movió fuerte la parte política, la parte de los poderes del país que pudieron observar, porque la marcha fue en la avenida Universidad hasta la Asamblea Nacional (centro de Caracas). Llevamos 125 mil firmas en contra de la pretensión del mal llamado matrimonio igualitario”.

¿Cómo define el concepto de familia?

“La denominación del movimiento es ‘Familias Unidas’ para defender la familia; para defender las bases fundamentales de una sociedad. La sociedad existe por la familia. Un hombre con un hombre no produce hijos por lo tanto eso no se puede llamar familia. Una familia es donde está un hombre, una mujer y están los hijos. Es una unión divina. El hombre tiene el poder para crear para formar para reproducirse en vida. El modelo original es, hombre y mujer y como consecuencia los hijos. Ese modelo es lo que nosotros defendemos. Todo comenzó con un matrimonio en el Edén, con Adán y Eva y va a terminar con una boda del cordero que es el matrimonio entre Cristo y la Iglesia. Comienza en un jardín y va a terminar en Jerusalén”.
Desde el punto de vista humano… ¿Cuál es su reflexión?

“Los pueblos que han aprobado estas leyes contrarias a la naturaleza, porque son leyes que están contra la natura. Son pueblos que están envejecidos, se basan en que van a dar continuidad a la sociedad, al permitir que las parejas del mismo sexo adopten hijos, pero nunca un padre adoptivo transmite a la criatura el verdadero amor de su auténtico padre. Toman eso para decir que ellos también son familia; una cosa es que adoptes a alguien y otra que lo engendres. Un hijo es algo sobrenatural, es algo que todos los que somos padres sabemos el valor que tiene para nosotros, pero también el valor que tiene un padre para los hijos. Debemos defender a la familia porque es vida, y si no la defendemos estamos destinados a perecer.

¿Cuál es el objetivo del documento que entregaron a la Asamblea Nacional?

“Lo que se le dirigió a la Asamblea Nacional es con el fin de que no se apruebe el matrimonio gay. Ellos hicieron una campaña. La comunidad gay llevó más de 20 mil firmas y tuvieron apoyo inclusive de políticos”.

¿Cómo evalúa el papel de la iglesia evangélica en este controversial tema?

“La iglesia estaba recibiendo golpes y ataques a la familia, entonces dijimos si ellos tiene derecho nosotros también tenemos derecho de defender lo nuestro. Defender nuestros principios y valores, y en 10 días montamos una marcha, nos movilizamos, invitamos a la iglesia y llevamos 125 mil firmas. Nosotros no esperábamos el gran apoyo que tuvimos, porque la marcha fue un día de semana, una tarde, un día que la gente trabaja, sin embargo ya ustedes vieron el éxito de la misma”.

¿Cuál fue la asistencia aproximadamente?

“Los periodistas nos dijeron que habían como 50 mil personas, pero creemos que el número de asistentes fue superior. La iglesia evangélica está creciendo en Venezuela y se estima que actualmente representa 20 % de la población. La iglesia va a tomar decisiones muy importantes en el país, el evangelio empezó en la calle, la iglesia no se debe quedar, debe salir, debe tomar las calles. En Venezuela hay un despertar, la gente está entendiendo que Dios está al mando y que Dios los está llamando. La iglesia debe salir a las calles. Por eso estamos invitando a todo el pueblo a unirse en la gran marcha denominada “Venezuela se vuelve a Dios” que se realizará el próximo 12 de octubre en Caracas”.

Liliana Terán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: