Más de dos mil personas despidieron a las víctimas de crimen de odio en sinagoga de Pittsburgh

El Caribe News

El domingo, al menos 2,000 personas se reunieron en el Soldiers & Sailors Memorial Hall & Museum enPittsburgh, y miles más se quedaron afuera para una vigilia de las 11 personas que murieron tras un tiroteo en una sinagoga el día anterior.

Jonathan Perlma, el rabino de la Congregación de la Nueva Luz, a quien se le atribuye el haber reunido a algunos de los congregantes detrás de una puerta salvando sus vidas durante el tiroteo del sábado, fue uno de los muchos oradores en la vigilia.

“Lo que sucedió ayer no nos destruirá, no nos arruinará. Continuaremos prosperando, cantando, adorando y aprendiendo juntos, y continuando nuestro legado histórico en esta ciudad con las personas más amigables que conocemos”, dijo el rabino.

La voz del rabino se quebró de lamento cuando habló de perder tres “pilares” de la comunidad de la congregación, ya que tres hombres -de quienes perdieron la vida- se ofrecieron como voluntarios no solo en la sinagoga, sino en la comunidad en general.

“Ayer, en nuestro santo Sabbat, perdimos tres pilares de nuestra comunidad, tres pilares de nuestra comunidad, tres hombres que te regalarían sus camisas. Ellos ofrecieron su tiempo y pensaron en nuestra sinagoga día y noche. Y fueron siempre los primeros en estar allí el sábado por la mañana. Lloramos su pérdida. Pero sé que querrían que continuáramos”, comentó Perlma.

Durante la vigilia, se escuchó un mensaje grabado del presidente israelí, Reuven Rivlin, en el que expresó la solidaridad de su país con las víctimas y la comunidad en general de Pittsburgh.

Mientras tanto, el hombre identificado como Robert Bowers, de 46 años de edad, acusado por la masacre de la sinagoga de Pittsburgh, apareció brevemente ante una corte federal en una silla de ruedas y esposado el lunes para enfrentar cargos.

Bowers, quien resultó herido en un tiroteo con la policía durante la masacre, fue dado de alta de un hospital por la mañana y pocas horas más tarde fue trasladado a la sala del tribunal, donde se ordenó que se lo mantuviera sin fianza para una audiencia preliminar el jueves, cuando los fiscales expondrán su caso contra él.

Los fiscales federales pusieron en marcha planes para buscar la pena de muerte contra el camionero de 46 años, que las autoridades dicen que expresó su odio a los judíos durante el tiroteo y luego le dijo a la policía: “Sólo quiero matar a los judíos” y “Todos estos judíos necesitan morir.”

La masacre ha sido calificada como el ataque más mortal contra judíos en la historia de Estados Unidos. Fuente: Noticia Cristiana / Foto: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *