Johan Quezada, el pelotero dominicano más alto de la historia

El Caribe News/

¿Alex, Pujols, Manny o Beltré? ¿Pedro o Marichal? Escoger al pelotero dominicano más “grande”, de ofensiva o lanzador, no es un ejercicio cuyo resultado garantice consenso. Lo que no genera duda alguna es que ha llegado a las Grandes Ligas el más alto de todos los tiempos.

Se llama Johan Quezada, con 6’9 pies, tiene una pulgada más de estatura que Jack Michael Martínez (líder histórico de rebotes en la selección nacional de básquet) y el mismo tamaño que el NBA Al Horford. Pero juega béisbol y le ha tomado casi una década aterrizar en la Gran Carpa desde que fue reclutado, con una fe tan alta como su cabeza.

Quezada posee un tamaño inusual para un deporte donde la estatura promedio alcanza los 6’1, de acuerdo a la enciclopedia virtual Baseball-Almanac.

Con 18 años, en septiembre de 2012, el escucha Fred Guerrero hizo una apuesta agresiva al otorgarle un bono de US$150,000 a este derecho capitaleño cuya bola rápida alcanzaba las 94 millas. Fue el inicio de un tortuoso camino con frecuentes problemas en el hombro, que solo les permitieron tirar 95 entradas en las cuatro temporadas transcurridas entre 2013 y 2016, entre la Liga de Verano y la de novatos en Estados Unidos.

En 2017 fue operado, se perdió todo el año y regresó en 2018 con 32.2 capítulos. Los Twins mantuvieron la confianza hasta 2019 cuando ponchó 49 en 52 capítulos, pero nunca más alto del nivel Clase A+, una categoría que le permitió entrar al sorteo de Lidom y los Toros lo tomaron en la sexta ronda. En noviembre quedó sin trabajo en Estados Unidos y un mes más tarde los Marlins lo escogieron.

El sábado se materializó el debut, el número 18 para los miamenses, con lo que establecieron una marca de bisoños llamados. Lanzó una entrada donde dominó a los tres bateadores de los Filis que enfrentó en el noveno (Rhys Hoskins, Bryce Harper y Andrew Knapp) con 12 lanzamientos que combinó sliders a 85 millas, pero mayormente con rectas que alcanzaron hasta las 99 mph.

Quezada queda dos pulgadas por debajo del jugador más alto de todos los tiempos, Jon Rauch, que mide 6’11. Fuente Diario Libre

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: