Fiscal Adjunta de Brooklyn habla sobre los desafíos de ser mujer y latina en la carrera legal en USA

El Caribe News/

NUEVA YORK. – Doralyn de Dios es una joven dominicana de 29 años que actualmente se desempeña como Fiscal Adjunta del condado de Brooklyn, Nueva York. Desde la Oficina de Fraudes, se dedica a realizar investigaciones sobre delitos de cuello blanco, fraude inmobiliario, servicios de administración humana, seguros, malversación, y otras acciones ilícitas.

En ese mismo distrito, trabajó como fiscal para la Unidad Integrada de Violencia Doméstica, donde supervisaba los casos penales de derecho de familia en la Corte Suprema de USA.

En entrevista con Diario Libre, habló sobre los retos y desafíos que ha tenido que enfrentar, como mujer latina y negra en las posiciones que ha ocupado, siendo también la presidenta más joven de la Asociación de Abogados Dominicanos, y miembro de la directiva de la Asociación de Mujeres Negras Abogadas en Nueva York.

Según narra Doralyn, desde niña siempre supo que se dedicaría a una profesión en la que pudiera ayudar a las personas, así que cuando eligió dedicarse al derecho, sus padres decidieron enviarla a los Estados Unidos a estudiar. Sin embargo, desde el inicio del camino que decidió recorrer ha enfrentado barreras por su color de piel y sus orígenes, cosa que nunca le ha impedido lograr sus objetivos.

La abogada cuenta que en Estados Unidos las minorías solo abarcan el 15% en la carrera legal, mientras que el 85% está compuesto por personas blancas o caucásicas.

“No puedo señalar una historia en particular, pero uno siempre lo siente. Cuando me toca escuchar comentarios sumamente básicos sobre mi pelo, o como me visto, o cuando me dicen tu no mereces estar aquí. Se cuestionan la forma de hacer tu trabajo, pero a tu colega que no es latino o moreno no lo cuestionan”, dijo la abogada.

“Todo esto es un desafío muy grande y yo lo viví en la Facultad de Derecho, porque nadie se parecía a mí y eso es muy intimidante”. Cuenta que fue justamente eso lo que la motivó a unirse a distintas organizaciones donde pudiera sentir que había personas iguales a ella y con sus mismos intereses.

“Yo comencé a unirme a muchas asociaciones de afinidad y creo que eso me ayudó bastante, porque encontré un grupo de apoyo que tenía la misma meta que yo, que era crecer en el ámbito legal como mujer latina y profesional, y es así como me involucré con la Asociación de Abogados Dominicanos”, expresó De Dios.

“La asociación cuenta con casi 600 miembros inscritos, y actualmente tenemos unos 150 abogados criollos ejerciendo la carrera de derecho en Nueva York. Cada vez más jóvenes de nuestro país ocupan posiciones de liderazgo y altos cargos, lo que representa un crecimiento muy favorable para estos profesionales, a pesar de las limitaciones para los latinos en los Estados Unidos”, afirmó la dominicana.

El Distrito de Brooklyn en el que la Abogada De Dios es Fiscal Adjunta, es la tercera corte más grande de los Estados Unidos, con un personal que supera los 500 abogados. Fuente Diario Libre

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *