El COVID-19 parece ceder en Puerto Rico

El Caribe News/

SAN JUAN. -Establecer la cuarentena tan pronto se identificaron los primeros casos sospechosos de Covid-19 parece haber sido una medida prudente, pues al cabo de unas cinco semanas de encierro, Puerto Rico parece haber dejado atrás el riesgo de un contagio masivo, según datos examinados por diario El Nuevo Día.

A pesar de que ayer la tasa de letalidad del coronavirus rondaba el 5%, el aumento diario en el número de muertes se mueve a la baja lo suficiente, según entendidos, como para que el gobierno comience a reanudar la actividad comercial y social de manera paulatina.

Según los datos y fuentes, la tendencia luce tan alentadora que no habría necesidad de convertir el Centro de Convenciones de Puerto Rico en un hospital, ni habría que mantener un cierre casi total como el actual, que cumplirá siete semanas el 3 de mayo.

Además -y aunque por semanas se ha destacado la necesidad de más respiradores- fuentes del diario conocedoras de la dinámica de hospitalizaciones en la isla señalan que los hospitales no han visto una avalancha en casos y ni siquiera se ha utilizado una tercera parte de los equipos disponibles en la isla en pacientes de COVID-19.

Tales premisas descansan en un modelo estadístico preparado por médicos y que está centrado en el número de muertes asociadas al COVID-19 en Puerto Rico. El análisis ha sido discutido con integrantes, tanto del “task force” médico como del grupo económico que asesoran al gobierno, según fuentes de este diario, y ha sido examinado por personas con conocimiento estadístico y del ámbito financiero.

El estudio también considera hospitalizaciones y el uso de respiradores en pacientes con la condición, datos que los hospitales en la isla suministran al gobierno desde hace poco más de dos semanas, pero que todavía no se han dado a la luz pública.

El número de muertes

Según el análisis, que también exploró el curso de la pandemia en países como España, Italia y Corea del Sur y varias ciudades de USA, la variable de muertes parece ser más confiable para entender el alcance de la pandemia. Ello, porque, de acuerdo con lo que ya se sabe del virus en otros países, alrededor de uno de cada tres pacientes (35%) que requieran cuidado intensivo por COVID-19 morirá.

Aunque el gobierno ha insistido en que no será hasta mayo cuando se llegue a un pico en contagios, los datos a la fecha, apuntan a que, si bien los casos acumulados van al alza, las muertes confirmadas por día -entre uno y cuatro- es muy bajo con relación a los contagios.

El Nuevo Día solicitó entrevistar al epidemiólogo David Capó y también pidió datos acerca de las hospitalizaciones, muertes registradas por día, pero la información no estuvo disponible. El Departamento de Salud indicó que Capó podría estar disponible hoy.

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: