EL BLACK FRIDAY EN MEDIO DE LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

El Caribe News/

MIAMI. –Este 2020 ha sido un año atípico para todos a nivel mundial, la pandemia del coronavirus ha obligado a cambiar muchas de las tradiciones de los norteamericanos, como el tan esperado “Viernes Negro” o Black Friday.

Este año los grandes minoristas, impactados por la pandemia del coronavirus comenzaron sus descuentos con anticipación, a fin de evitar la aglomeración de personas.

Las grandes cadenas de tiendas como Best Buy, Macy’s y Target suelen ofrecer sus mayores ofertas del Viernes Negro durante el fin de semana de Acción de Gracias, pero este año lo comenzaron desde octubre.

El Black Friday ha sido durante mucho tiempo el comienzo de las compras navideñas en Estados Unidos, pero en esta ocasión atípica por la pandemia y en espera de que la mayor parte de las compras sean por internet, las cadenas minoristas tratan de evitar una avalancha de pedidos cerca de la Navidad que generen retrasos y envíos más costosos.

Ante el temor de una nueva ola de contagios, varios estados como Washington, Nueva York, Nueva Jersey e Illinois han recrudecido las normas sanitarias que incluyen cierres de negocios, toques de queda y otras limitaciones que afectan la economía en todo el país.

Los llamados portazos del Día de Acción de Gracias están cancelados y las empresas intentan dirigir a muchos compradores a sus sitios web para evitar multitudes y caos.

Según algunos analistas se espera que este año los consumidores compren menos regalos debido a que no viajarán a las grandes y tradicionales reuniones familiares. Se centrarán más bien en obsequios relacionados con el hogar, desde ropa deportiva hasta artículos domésticos y consolas de juegos.

“Los compradores serán muy selectivos en lo que compran”, vaticinó Ken Perkins, presidente de Retail Metrics, una firma de investigación de ventas minoristas.

El primero de los grandes cambios en esta temporada inició con el Amazon Prime Day a mediados de octubre, un evento que ocurre en julio, pero que fue pospuesto por la pandemia. Desde esta fecha arrancó la presión sobre las demás cadenas de tiendas como Target, Walmart y Best Buy.

En el sur de Florida, los casos de Covid-19 siguen en aumento y se escuchan voces a favor y en contra de un nuevo confinamiento; sin embargo, el gobernador Ron DeSantis comprende la situación actual y el impacto que tendría para la economía estatal otro paquete de restricciones y cierres.

DeSantis se opone a otro confinamiento y controles rigurosos porque sería desastroso para Florida, más cuando la economía comienza a demostrar signos de recuperción.

Foto fuente externa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *