SE AGUDIZA CRISIS DE LA GASOLINA EN VENEZUELA

Por Richard Ramírez Jiménez-

En los últimos cien años, la producción petrolera se ha convertido en la principal fuente de ingresos económicos para la Nación venezolana, lo que trajo consigo el desplazamiento de la población a las grandes ciudades y el éxodo rural (abandono del campo).

De acuerdo a información estadística de la Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), Venezuela es, por excelencia, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, tiene 309.000 millones de barriles de petróleo.

La empresa petrolera en Venezuela, alcanzó su máxima producción en el año 1970 con 3.7 millones de barriles de petróleo diarios (bpd). Todavía hace 12 años PDVSA producía 3.2 millones de bpd. La producción actual es más baja que la de 1943, cuando tenía 4 millones de habitantes.  La Estadal Petrolera PDVSA, presenta innumerables problemas, ha bajado de manera alarmante su producción, reflejándose en el colapso del suministro de sus derivados (gasolina, gasoil, gas).  

                                                                                                                                                            La OPEP informo en su reporte oficial del mes de junio del presente año, que Venezuela produjo 356.000 barriles al día, es decir 199.000 menos que en mayo.

De acuerdo a informaciones suministradas por elpitazo.net, la actual producción de gasolina en Venezuela alcanza apenas 80.000 barriles diarios, producidos en las refinerías El Palito del Estado Carabobo, estimada en 50.000 b/d, y Cardón en el Estado Falcón, que genera 30.000 b/d, mientras que la refinería de Puerto la Cruz no produce en la actualidad.

Petróleos de Venezuela, S.A (PDVSA), informo que el consumo interno de gasolina en Venezuela es de 474.000 b/d de allí que, faltarían 394.000 b/d para satisfacer el mercado interno.

El Diputado Robert Alcalá, en la Asamblea Nacional, planteo su inconformidad por la falta de suministro de la gasolina: “Acabaron con PDVSA, Venezuela era el país con la gasolina más barata del mundo, paso a ser el país con la gasolina más cara del mundo, se consigue en el Mercado negro (Bachaqueros) entre 3 y 4 Dólares el litro”. En lo que este gobierno denomina la Cuarta República, se auto abastecía de gasolina y gasoil. Las Bombas de gasolina, se han convertido en un foco de corrupción vendiéndose de manera ilícita la gasolina, sin control alguno de los precios, bajo la mirada complaciente de efectivos militares que se hacen cómplices de estas prácticas fraudulentas”.

Esta problemática planteada, agudiza la crisis, siendo muchos sectores de la población afectados por la falta de combustible (gasolina y gasoil). Los dueños de los vehículos en ocasiones han tenido que permanecer hasta más de un mes en colas, para lograr el suministro del combustible; el sector comercio es uno de los más afectados, teniendo que comprar el combustible a los Bachaqueros en 3 y 4 dólares, lo que repercute en un sustancial aumento en el incremento de los precios de los productos, que finalmente debe pagar el consumidor, siendo necesario indicar que, el sueldo de los empleados de la administración pública en la actualidad, promedia 2 dólares.

El sector transporte ha aumentado de manera desproporcionada el precio de los pasajes, el parque automotor está paralizado en un 80%, muchos pobladores se han visto obligados a utilizar bicicletas, en las zonas rurales y los pueblos han vuelto a utilizar caballos, burros y mulas como sistemas de carga y transporte, otros se ven obligados a caminar largas distancias por no poseer medios de transporte.

Uno de los sectores donde los resultados han sido catastróficos es el sector salud, muchos pacientes han muerto por no haber sido trasladados a los centros de salud, los pacientes de diálisis no pueden recibir su atención y muchas mujeres han tenido que parir en sus casas e inclusive en las calles.

Bajo este clima nada halagador se desarrolla la cotidianidad del venezolano, con el agregado del colapso de los demás servicios: agua, luz, gas doméstico, entre otros, y la amenaza latente del Covid-19; en tal sentido, se hace necesario la declaración de emergencia nacional y un plan de inversión que permita la optimización de la Estadal Petrolera PDVSA y la reactivación del aparato productivo del país. Mientras toda esta problemática se resuelve el pueblo venezolano sigue resistiendo con valor y dignidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: